Monumento conmemorativo de las víctimas de las marchas de la muerte

Monumento conmemorativo de las víctimas de las marchas de la muerte
Monumento conmemorativo de las víctimas de las marchas de la muerte


Conforme las tropas aliadas se iban acercando, los campos de concentración cercanos al frente fueron evacuados por la SS y los prisioneros fueron deportados al los campos en territorios aún bajo el control nacionalsocialista. En estos transportes y marchas, que a menudo duraban semanas, fueron miles los prisioneros que perdieron la vida; murieron de enfermedades, debilitados, de inanición, a raíz de los maltratos o ejecutados si ya no podían andar.

El número de prisioneros en el campo de concentración de Dachau aumentó considerablemente y ya en diciembre de 1944 las condiciones eran catastrófico. Los barracones estaban atestados y un brote de una epidemia de tifus costó miles de vidas.

A finales de abril, la SS comenzó a evacuar los subcampos y comandos externos del campo de concentración de Dachau. Un gran número de presos, ahora resulta imposible decir cuántos, murieron durante las marchas de la muerte, a raíz de los ataques aéreos o ejecutados por la SS antes de que comenzara la evacuación.

El 26 de abril de 1945, unos 7.000 prisioneros partieron del campo principal de Dachau en dirección al sur.

El monumento que conmemora las marchas de la muerte, diseñado por el artista Hubertus von Pilgrim, fue colocado en 20 sitios a lo largo de la ruta de las marchas de la muerte que partieron del campo de concentración de Dachau. Un ejemplar se puede ver en la Theodor-Heuss-Straße en la Plaza John F. Kennedy en Dachau. Una réplica se encuentra en la exposición del sitio conmemorativo.