"Plantación"

“Plantación“, 1941 (fotografía de las SS)
“Plantación“, 1941 (fotografía de las SS)

En 1938, los prisioneros de los campos de concentración fueron obligados a construir las instalaciones para el cultivo de hierbas (“plantación”) al otro lado de la Alte Römerstrasse, al este del campo. El cultivo de hierbas de la región fue idea del “grupo de estudios de plantas medicinales” y despertó gran interés en el jefe supremo de la SS, Heinrich Himmler. La idea era que Alemania no tuviera que importar ni especias ni medicamentos del extranjero. La importancia económica del trabajo de los prisioneros en la plantación fue en aumento a medida que avanzaba la guerra.

Regreso de la "Plantación" (dibujo de Hans Quaeck, 1955)
Regreso de la "Plantación" (dibujo de Hans Quaeck, 1955)

Con amenazas y golpes, los guardias de la SS obligaban a los prisioneros a trabajar en el gran descampado al aire libre, donde de manera arbitraria los ejecutaban “cuando intentaban escapar”.

 Condiciones de trabajo menos brutales había solo en los edificios e invernaderos. Un comando de pintores tenía la orden de crear un herbario para Himmler. Arriesgando su vida, algunos de ellos dejaron testimonio de los crímenes cometidos por los vigilantes de la SS en apuntes secretos.

 La plantación tenía una tienda donde se vendían los productos a los habitantes de Dachau y de localidades vecinas. Algunos prisioneros lograron establecer contacto en secreto con la población civil.