El camino del campamento

Estación 10

Übersichtsplan

Hoy en día, la antigua calle del campo va de la plaza de revista a los monumentos conmemorativos de carácter religioso y el crematorio. A ambos lados del camino estaban los barracones; hoy, los cimientos de piedra están marcados con la antigua numeración.

Los dos primeros barracones albergaban varias secciones especiales. Ahí se hallaban la enfermería (derecha), la biblioteca, un comedor para prisioneros, más tarde también una escribanía y talleres para la producción armamentista (izquierda).

 Con el paso del tiempo, la enfermería fue ampliada, y al final constaba de nueve barracones del lado derecho. Sin embargo, la atención médica en el campo era totalmente insuficiente.

 Además, en estos barracones los médicos de la SS llevaron a cabo brutales experimentos con seres humanos. Nico Rost recuerda estos experimentos durante su visita a Dachau en 1955:

 “Incluso hoy, muchos años después de la liberación, el visitante siente una especie de temor al tomar la calle transversal del lo que era el barracón. Era el barracón que los prisioneros más temían, era el barracón de los experimentos, el reino del doctor Rascher. [...] Las atrocidades cometidas aquí superaban todas las demás crueldades en campos de concentración alemanes [...], los médicos de la SS utilizaban prisioneros indefensos, abusaban de ellos para llevar a cabo sus llamados experimentos médicos: los metían en agua helada hasta que quedaban tiesos, a menudo, muchas horas para medir el tiempo promedio después del cual ya no tenía sentido buscar a los pilotos que habían saltado en paracaídas al Canal de la Mancha. También aquí se llevaron a cabo experimentos de trasplante de médula, flemón, hipotermia, que muchas veces, luego de un gran sufrimiento, terminaban en la muerte.”

 Los prisioneros eran distribuidos en los barracones de acuerdo a la ideología racial del nacionalsocialismo: en los primeros barracones estaban los prisioneros alemanes y de los países ocupados del Europa occidental, en los demás, personas que eran consideradas inferiores: polacos, soviéticos, judíos. Al mismo tiempo, había sectores especiales, por ejemplo el de los barracones de castigo, aislados del resto; los barracones de cuarentena para los recién llegados, los denominados barracones de inválidos y los barracones de clérigos, donde, sobre todo, se encontraban sacerdotes polacos.

 Al fondo, se encontraban los barracones de desinfección para la desinfección de ropa, el criadero de conejos y la jardinería. En este sector se encuentran hoy los monumentos conmemorativos de carácter religioso. No obstante, el recorrido pasa primero por el área de crematorios, atrás del puente del lado izquierdo.

Historisches Bild

Grupo de prisioneros frente a la enfermería. Fotografía tomada en secreto por Rudolf Cisar, primavera de 1943

Heutige Ansicht

Antigua calle del campo, 2007

Detailansicht

Señalamiento del barracón 1